Unidad del Dolor

Descubre los nuevos tratamientos para prevenir y eliminar el dolor


¿Qué es la Unidad del Dolor?

La Unidad del Dolor es la encargada de tratar y prevenir el dolor crónico. El dolor crónico es actualmente una de las dolencias más comunes en nuestra sociedad. Este problema produce resultados devastadores, especialmente al individuo, pero también por los costos que impone a la sociedad. Cuando el dolor dura más de 3 meses, y produce limitaciones en la vida de quien lo padece se considera un trastorno y se denomina dolor crónico.

El dolor crónico puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de una persona. Puede interferir con el trabajo, el sueño y las relaciones personales. El dolor crónico también puede conducir a la depresión y la ansiedad. En algunos casos, el dolor crónico puede incluso producir incapacidad. La buena noticia es que existen muchos tratamientos efectivos para el dolor crónico.

¿Qué hace un médico especialista en dolor?

Como médico especialista en dolor me encargo de analizar tu caso a fondo para darte una segunda opinión o un diagnóstico claro, y así poder ofrecerte el tratamiento hecho a medida más recomendado a tu caso concreto.

Contamos con un gran número de opciones para controlar y prevenir que el dolor cronifique gracias a las últimas tecnologías para el tratamiento del dolor y una combinación de tratamientos exclusivos.

Los tratamientos intervencionistas que se ofrecen en la Unidad del Dolor son técnicas mínimamente invasivas para tratar el origen del dolor sin apenas efectos secundarios ni necesidad de cirugía.

El tratamiento de radiofrecuencia consiste en aplicar una corriente eléctrica específica en los tejidos objetivo (nervios, ganglios) para modular o eliminar la percepción de dolor. La radiofrecuencia se ha aplicado ampliamente en patologías como la artrosis vertebral por su efectividad en el control del dolor sin tener apenas efectos secundarios. Existen varios tipos de radiofrecuencia para tratar el dolor, y aplicándola a las dianas especificas pueden convertirse en el tratamiento más eficaz de un gran número de procesos que cursan con dolor.

ozonoterapia

La ozonoterapia consiste en la administración o aplicación de una mezcla de oxígeno (O2) y de ozono (O3) con finalidad terapéutica.  En los últimas años se han publicado en revistas médicas cientos de artículos sobre sus beneficios, mecanismos de acción y su aplicación en el tratamiento de diferentes patologías, muchas relacionadas con el dolor.  El ozono tiene una baja incidencia de efectos secundarios, y se considera una terapia mínimamente invasiva eficaz, avalada por la Socidad Española del Dolor.

Medicamentos biológicos y Medicina regenerativa

La medicina regenerativa es una rama de la medicina que se centra en la regeneración tisular para prevenir o tratar las lesiones. Los tratamientos biologicos aún se encuentra en sus primeras etapas, y no existe evidencia de su efecto regenerador en todas las aplicaciones y pacientes. No obstante la medicina regenerativa tiene el potencial de cambiar la forma en que tratamos enfermedades y lesiones, y ya está comenzando a revolucionar la medicina tal como la conocemos, con cada vez más indicaciones.

Tratamiento de la Hernia Discal Sin Cirugía

La hernia de disco es una lesión muy común, que conlleva la aparición de dolor intenso en forma de ciática y un largo tiempo de convalecencia. Hasta ahora la única forma de tratar la hernia discal si no respondía a la mediación era la pasar por el quirófano. Sin embargo, hoy en día hay muchas formas de eliminar una hernia de disco sin cirugía. Estas técnicas permiten reducir el dolor y el tiempo de recuperación, sin apenas riesgo. Cada vez más pacientes pueden evitar la cirugía gracias a una sola sesión de estos tratamientos.

Preguntas frecuentes sobre las técnicas de la Unidad del Dolor

Son técnicas mínimaente invasivas para tratar selectivamente el origen del dolor. Existen varios tipos de tratamientos como la radiofrecuencia, la ozonoterapia, el laser, etc. Todas estas técnicas se aplican a traves de agujas (técnicas percutaneas). En ocasiones usamos una combinación de ellas para mejorar el resultado del tratamiento.

Se considera a los tratamientos de la Unidad del Dolor como técnicas seguras y con mínimos efectos secundarios. Puede acceder a nustra sección de consentimientos informados para tener más detalle de los riesgos específicos de cada técnica.

Si, todos los tratamientos que realizamos en los centros del dolor se realizan guiados por imagen, ya sea con ecografo o con rayos X (a veces incluso ambos) para asegurar que se llega a la diana del foco del dolor. En ocasiones tambien usamos guía por imagenes de TAC.

Los procesiomientos se realizan con anestesia local y sedación. Como médicos anestesistas nos preocupamos de que las molestias del tratamiento sean muy tolerables.

Dependiendo del tipo de tratamiento que se necesite, algunas técnicas poco complejas se realizan en el área de consultas, aunque la mayoría exigen la necesidad de realizarse en el área quirúrgica del hospital, nosotros realizamos los tratamientos en la Sala de Hemodinámica porque la calidad de imagen es superior al de un arco en C y permite realizar TAC in-situ.

Nuestros procedimientos son ambulatorios, y no necesitan ingreso. Para realizar la mayoría de procedimiento en quirófano se necesitan aproximadamente 30 minutos, pero al tener que realizarse dentro del área quirúrgica se requiere más tiempo en la preparación. Los procedimientos que se realizan en consulta pueden realizarse de forma casi inmediata.

A diferencia de la Seguridad Social, no tenemos lista de espera en  las visitas de consulta ni en los tratamientos que programamos.

Nuestros tratamientos no tienen postoperatorio, pero se recomienda evitar esfuerzos en la zona al menos 24 horas. Los tratamientos pueden contener anestésico por lo que se recomienda no conducir inmediatamente despues. En ocasiones puede haber alguna molestia en los sitios de punción, que suelen controlarse con la aplicación de calor o algún tipo de analgésico.

Tratamientos más solicitados en la Unidad del Dolor

Bloqueos
epidurales

Bloqueos
musculares

Infiltraciones
articulares

Radiofrecuencia
pulsada

Rizólisis y
ablaciones

 

Descompresión
de hernia discal percutánea

Medicamentos
biológicos

 

Terapia con
ozono

 

OPINIONES, RESEÑAS Y COMENTARIOS SOBRE LA UNIDAD EL DOLOR EN MÁLAGA

Unidad del Dolor Málaga - Hospital HM Santa Elena | Mapfre | Caser | Generali | Cigna | Medifiatc | Cosalud | Asisa IconUnidad del Dolor Málaga - Hospital HM Santa Elena | Mapfre | Caser | Generali | Cigna | Medifiatc | Cosalud | Asisa

Calle Sardinero, Torremolinos

4,7 17 reviews

  • Avatar Vicente B ★★★★★ Hace 5 meses
    D. Carlos es el único doctor que me ha ayudado a mejorar de mi hernia discal. Con sus intervenciones en la Unidad del Dolor, tanto en Quiron como en Santa Elena. Hace un año no podía andar apenas. Ahora camino casi todos los días más de … More una hora. Tengo 64 años. Le estoy muy agradecido.
  • Avatar felix angel Barderas ★★★★★ Hace 5 meses
    Recientemente me ha efectuado dos procedimientos para tratar mis problemas de columna, rizolisis bilateral y discolisis, estoy empezando a obtener el resultado de los mismos, muy satisfecho por la mejoría obtenida. Me transmite mucha confianza … More y su equipo humano y técnico son de primer nivel.
  • Avatar Fco. Javier Torres ★★★★★ Hace 5 meses
    Gran profesional. Excelente formación y trato al paciente. Seguro y eficaz.
    Atención rápida sin esperas.

¿qUÉ ENFERMEDADES SE TRATAN EN LAS UNIDADES DEL DOLOR?

Nuestas Clínicas del Dolor están especializadas en el tratamiento de pacientes con una amplia variedad de afecciones dolorosas. Ya sea un dolor crónico por artrosis, neuralgia, o un dolor agudo por una hernia discal, el especialista en anestesiología, el Dr. Carlos Morales, puede ayudarte a encontrar la solución.

El dolor de espalda es uno de los problemas médicos más comunes en el mundo. La mayoría de las personas con dolor lumbar, dorsal o cervical mejorarán en unos pocos días o semanas con tratamiento sintomático. Sin embargo, algunas personas pueden tener dolor lumbar crónico que dura meses o incluso años, y necesitan tratamiento médico específico para tratarlo como las técnicas de radiofrecuencia.

La ciática y la lumbociática son dos afecciones comunes que pueden causar dolor en la parte baja de la espalda y las piernas. La ciática produce dolor en la cara posterior del glúteo y la rodilla, mientras que la lumbociática además cursa con dolor lumbar. Ambas condiciones pueden ser muy dolorosas y pueden hacer que sea difícil moverse o permanecer de pie durante largos períodos de tiempo. El tratamiento para ambas afecciones generalmente incluye fisioterapia, analgésicos. Para acelerar la recuperación y acortar el reposo son útiles los bloqueos epidurales. Es importante realizar un estudio para descartar que la causa del dolor sea una hernia discal, pues existen tratamientos específicos en estos casos.

La hernia discal ocurre cuando el material interno del disco, similar a la gelatina, sobresale a través de un desgarro en la pared externa del disco. Esto puede causar dolor, entumecimiento o debilidad en la extremidad afectada. El tipo más común de hernia de disco es una hernia de disco lumbar, que afecta la parte inferior de la espalda. La Unidad del Dolor cuenta con tratamientos que pueden eliminar la hernia sin necesidad de cirugía como la discolisis con ozono, el láser o la radiofrecuencia co-ablativa.

La estenosis del canal es una afección que estrecha el canal espinal, lo que puede provocar dolor, entumecimiento y debilidad. La condición es más comúnmente causada por cambios degenerativos en la columna vertebral. La estenosis del canal se puede tratar con fisioterapia y medicamentos, pero también puede ser necesaria la cirugía en casos avanzados. En los casos en los que no es factible o recomendable la cirugía, las infiltraciones epidurales con ozono y corticoides pueden conseguir disminuir la clínica del dolor.

La cervicalgia y la cérvico-braquialgia son condiciones muy comunes de dolor en el cuello. El cuello es una estructura muy delicada y complicada, y el dolor de cuello puede ser causado por muchas cosas. A veces se debe simplemente a una mala postura o a dormir en una posición incómoda. Otras veces, puede ser el resultado de una lesión o enfermedad degenerativa. Cualquiera que sea la causa, la cervicalgia puede ser extremadamente dolorosa y debilitante, y en ocasiones se precisan las técnicas de la Unidad del Dolor para tratarla.

La osteoporosis es una condición en la cual los huesos se vuelven delgados y débiles. El dolor de huesos es un síntoma común de la osteoporosis avanzada. El dolor producido por una fractura ósea es a menudo muy intenso, y necesita medicación específica para tratarse. Existen tratamientos para evitar que las fracturas vertebrales vuelvan a producirse y curen antes.

El dolor articular es un síntoma común de la osteoartritis, una enfermedad articular degenerativa. La osteoartritis se produce cuando se rompe el cartílago que protege los extremos de los huesos. Esto puede hacer que los huesos se rocen entre sí, causando dolor e inflamación. El dolor articular también puede ser causado por otras afecciones, como artritis reumatoide, bursitis y tendinitis. Para tratar la artrosis de cadera o rodilla se pueden realizar infiltraciones con ácido hialurónico o PRP. En algunos casos se emplea la radiofrecuencia para eliminar el dolor de la articulación sin afectar a la movilidad de esta.

La neuralgia del trigémino es una condición de dolor crónico neuropático que afecta a una o varias de las ramas del nervio trigémino, que es responsable de la sensación facial. El dolor a menudo se describe como agudo, eléctrico y lancinante, y suele venir precedido de un estímulo en esta área. Existen tratamientos neurolépticos que pueden ayudar a controlar el dolor, pero en ocasiones se puede conseguir mejor resultado aplicando radiofrecuencia al ganglio de Gasser.

La neuralgia post-herpética (NPH) es una condición que puede desarrollarse después de que alguien haya tenido herpes zoster o culebrina. El dolor es causado por el daño a los nervios que ocurre durante un brote del virus, y suele localizarse en un dermatoma concreto, que suele ser la región torácica. El dolor postherpético se puede tratar con medicamentos, pero existen otras técnicas como las infiltraciones con ozono o la radiofrecuencia que pueden mejorar los síntomas.

El síndrome miofascial es una condición que puede causar dolor muscular. Se desconoce la causa de este dolor, pero se cree que se debe a la afectación de la producción o disposición del colágeno en la fascia de los músculos. Esta enfermedad cursa con puntos gatillo, que son áreas de músculo tensas que se contraen y duelen cuando se tocan. El dolor del síndrome miofascial a menudo empeora cuando los músculos se usan mucho, como durante el ejercicio. El tratamiento para el síndrome miofascial incluye estiramientos, masajes y tonificación. Otras medidas son la ozonoterapia, que promueve la síntesis de colágeno a partir de la liberación de factores de crecimiento, o la aplicación de colágeno I purificado en el musculo.

El músculo piriforme se encuentra en la parte baja del glúteo. Cuando el músculo se tensa o se inflama puede irritar el nervio ciático, causando dolor en la nalga y en la pierna. Esta condición se llama síndrome piramidal o piriforme. La afección a menudo se trata con fisioterapia y ejercicios que estiran y fortalecen los músculos y los tendones. Es posible ayudar a la recuperación del dolor miofascial con infiltraciones Colágeno MD o de ozono para disminuir la inflamación y favorecer la regeneración del tejido conectivo dentro del músculo.

El dolor del síndrome sacroilíaco es una afección que puede causar dolor en la parte inferior de la espalda y en la cadera. El dolor es causado por la articulación sacroilíaca, que se encuentra entre el sacro y el ilion en la pelvis. La articulación se mantiene unida por ligamentos y músculos, y permite el movimiento entre los dos huesos. El síndrome ocurre cuando la articulación se irrita o inflama y puede ser causado por una lesión, embarazo o artritis. Para tratar este dolor se pueden realizar infiltraciones con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) o realizar una radiofrecuencia sacroilíaca.

La neuropatía del nervio pudendo es una condición que ocurre cuando el nervio pudendo, que se extiende desde la médula espinal hasta la pelvis, se daña o se comprime. Esto puede causar dolor en la zona genital, acompañado de otros síntomas como molestias al orinar. La neuropatía del nervio pudendo a menudo se agrava al sentarse en superficies duras durante largos períodos de tiempo. Puede aparecer después del embarazo, el parto o una cirugía. El tratamiento generalmente implica control farmacológico, y fisioterapia. Para ayudar a diagnosticar y tratar esta dolencia se pueden realizar infiltraciones o radiofrecuencia pulsada del nervio.

El dolor neuropático es un tipo de dolor crónico causado por daño a los nervios que envían señales al cerebro. Este tipo de daño puede ocurrir en la herniorrafia, que es una cirugía para reparar una hernia inguinal o abdominal. Los síntomas del dolor neuropático incluyen ardor, punzadas y sensaciones eléctricas. Existen tratamientos para ayudar al manejo del dolor en estas situaciones, como los bloqueos y la radiofrecuencia pulsada de los nervios inguinales.

El dolor sacro, también conocido como coxigodinia, es un tipo de dolor crónico que afecta al cóccix o coxis. El dolor suele agravarse al sentarse, levantarse o agacharse. El tratamiento del dolor sacro suele incluir una combinación de medidas de físicas para evitar el apoyo del reborde óseo y analgésicos, pero en ocasiones el dolor es tan intenso que precisa de infiltraciones o radiofrecuencia para controlarse.

La fibromialgia es un trastorno que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado, fatiga y sensibilidad en áreas del cuerpo que se denominan trigger points. Se desconoce la causa de la fibromialgia, pero se cree que está relacionada con niveles anormales de ciertos químicos en el cerebro que están involucrados en la percepción del dolor. La fibromialgia a menudo coexiste con otras afecciones, como depresión, ansiedad, trastornos del sueño y síndrome del intestino irritable. No existe un tratamiento milagroso para esta enfermedad, pero está documentado que la ozonoterapia puede ayudar a aliviar la sintomatología de las pacientes que la sufren, aplicado de forma sistemica o en los puntos gatillo dolorosos.

El uso de opiáceos y morfina para el dolor requiere un control estricto por parte del médico, para evitar los posibles efectos secundarios causados por estos. La dependencia de opiáceos es un trastorno caracterizado por la búsqueda y el uso compulsivo de drogas a pesar de las consecuencias dañinas. Aunque es difícil romper el ciclo de la adicción a opioides, pero existen tratamientos disponibles que pueden ayudar. Es posible por ejemplo realizar una rotación a otros medicamentos opioides, como la metadona y la buprenorfina, que puede reducir las ansias y los síntomas de abstinencia.

A menudo se subestima la importancia de una segunda opinión médica. Muchas personas asumen que su médico siempre les brindará la mejor atención posible, pero no siempre es así. Existen muchas razones por las que es posible que desee obtener una segunda opinión, si su médico no tiene experiencia en el tratamiento de su afección o si está considerando un tratamiento que tiene riesgo. Como especialista al dolor puedo ayudarle ofreciendole tratamientos que no conocen la mayoría de médicos.

 

El síndrome de espalda fallida (FBS, por sus siglas en inglés) es una afección que puede ocurrir después de una cirugía en la columna vertebral. Sus síntomas incluyen dolor en la espalda o las piernas, entumecimiento u hormigueo y debilidad. Se cree que el FBS es causado por fibrosis posquirúrgica y por la inflación en forma de aracnoiditis. El tratamiento de esta enfermedad a menudo precisa del seguimiento y el empleo de técnicas de la unidad del dolor.

El síndrome de Sudeck, también conocido como síndrome de dolor regional complejo (SDRC), es una afección de dolor crónico que afecta principalmente a la parte distal de las extremidades, resultado de una lesión o cirugía en el área afectada. El CRPS es una afección progresiva que puede provocar discapacidad y pérdida de función en la extremidad. El diagnóstico y tratamiento tempranos son esenciales para prevenir la progresión de la enfermedad. Existen tratamientos avanzados para esta enfermedad, como el uso de estimulación de cordones posteriores de la médula (estimulador medular).

El dolor crónico es un problema cada vez más frecuente en nuestra sociedad. Es importante tratar y prevenir el dolor crónico por muchas razones. El dolor crónico puede provocar una disminución de la calidad de vida, una disminución de la productividad y un aumento de los costos de atención médica y de incapacidad. Es importante tratar el dolor crónico de manera temprana y efectiva para prevenir que empeore. Existen muchos tratamientos que pueden ser efectivos para pacientes con dolor crónico, por lo que no hay excusa para no buscar tratamiento. Si sufre algún tipo de dolor crónico que no esté respondiendo al tratamiento convencional, entonces quizás debería considerar buscar la ayuda de un médico de dolor. El personal de una unidad de dolor podrá diagnosticar adecuadamente su condición y desarrollar un plan de tratamiento que se adapte a sus patología específica.

ubicación de las clíncias del dolor en málaga

El doctor Carlos Morales, médico especialista en dolor, pasa consulta en el Hospital Santa Elena y la Clínica Élite de Torremolinos, Málaga. Ambos centro cuentan con aparcamiento y buen acceso desde la Avenida Manuel Fraga Iribarne, y son accesibles por transporte púbico gracias a la estación de cercanías de Los Álamos y a través de la parada de Los Álamos de la línea M-110 de autobuses.  

pide cita con un médico anestesista especialista del dolor en málaga

El objetivo del Dr. Calos Morales es ayudar a los pacientes que no han encontrado solución a su dolor, para que puedan recuperar su calidad de vida y volver a su actividad, con la mínima medicación y sin cirugía, con independencia de la edad que tengan y de cualquier otra circunstancia.

Doctor Carlos Morales Tratamiento en dolor Málaga

Doctor Carlos Morales

Firma Doctor Carlos Morales

Médico anestesista especialista en tratamiento del dolor en Málaga

Cuatro masters en el Area de tratamiento del dolor, entre los que se encuentra el título de de Experto en dolor 2019 por Universidad de Cadiz.
Certificado de Excelencia de TopDoctors 2021 por las opiniones de sus pacientes.

Premio Opiniones Doctor Calros Morales
Finalista en los Premio Doctoralia Awards 2021 como segundo especialista mejor valorado de España.
+ 1
Años de experiencia en el tratamiento del dolor