Aracnoiditis Adhesiva Lumbar: Síntomas y Tratamientos

5/5 (7)

Representación de aracnoiditisSe puede pensar que la aracnoiditis adhesiva es una enfermedad rara, pero de hecho es más común de lo que se cree y su prevalencia va en aumento. Pocos especialistas conocen a fondo la aracnoiditis, por lo que a menudo se diagnostica erróneamente, lo que significa que es poco probable que se produzca un tratamiento exitoso de forma precoz.

Esta enfermedad puede pasar inadvertida y ser confundida con otras patologías como la fibromialgia, pero realmente es una enfermedad que puede generar un gran impacto en la salud del paciente, por lo que es necesario estar atentos ante las señales de alarma y enfocarse en la prevención.

Qué es aracnoiditis adhesiva

La aracnoiditis es un proceso inflamatorio progresivo, que ocurre cuando se inflama la aracnoides, la capa de meninges que envuelven al cerebro y a la médula espinal. Es decir que ocurre entre las regiones lumbar y sacra del canal espinal.

La función de las aracnoides (meninges) es distribuir el líquido cefalorraquídeo de manera correcta. Recordemos que el líquido cefalorraquídeo, cumple la importante función de mantener al cerebro protegido de traumatismos y oxigenado de manera adecuada, además de protegerlo de las posibles infecciones y conservarlo depurado.

Aracnoiditis de cola de caballo

Cuando hay una inflamación crónica de la aracnoides a nivel lumbar, el líquido
cefalorraquídeo (LCR)
no puede circular bien, provocando que la inflamación afecta a la cola de caballo de la columna lumbar, produciendo isquemia a nivel celular y causando la en último caso la adherencia de las raíces nerviosas a la meninge. El resultando en un grave deterioro neurológico progresivo, que puede llegar a producir alteraciones nerviosas y debilidad en las extremidades al paciente.

¿Cómo se diagnostica la aracnoiditis adhesiva lumbar?

Como ya se ha mencionado, la aracnoiditis adhesiva puede resultar una enfermedad muy difícil de diagnosticar, así como de tratar, ya que en muchas ocasiones suele ser complicado llegar a su diagnóstico, porque a menudo sus síntomas pueden confundirse con otras patologías, por lo que hay que realizar diagnósticos diferenciales.

Por lo general esta enfermedad se diagnostica a través de los síntomas clínicos, también en algunos casos se logra diagnosticar mediante pruebas de imágenes como la resonancia magnética.

diagnostico de aracnoiditis lumbar

En la resonancia magnética pueden apreciarse signos de aracnoiditis en casos avanzados, como la agrupación de raíces al final del cono medular, o incluso la adherencia completa de raíces que produce el signo de “saco vacío”.

Síntomas de aracnoiditis espinal

La aracnoiditis se manifiesta con diversos síntomas, el más común sería el dolor persistente y muy intenso en la zona lumbar. Este dolor normalmente irradia hacia las piernas, en forma de calambres por lo general cuando el paciente está de pie y puede aumentar progresivamente con la actividad.

Hay otros síntomas que pueden presentarse aparte del dolor, como la debilidad en las piernas, cefalea, zumbido en los oídos, sensación de entumecimiento u hormigueo, pérdida del equilibrio, o quemazón o ardor en los tobillos y pies, incluso cauda equina en casos graves.

La aracnoiditis lumbar se considera una de las formas de presentación o causas del síndrome de espalda fallida, en el que aparece dolor tras una cirugía de columna.

Criterios clínicos para diagnosticar aracnoiditis adhesiva

Es común que la sintomatología de la aracnoiditis pueda ser confundida con la de la fibromialgia, por lo que muchas veces no es tratada de manera adecuada.

El síntoma principal de la aracnoiditis adhesiva es un dolor punzante en la parte inferior de la espalda y las piernas, que puede diagnosticarse erróneamente como ciática. Esto puede conducir a una cirugía innecesaria si no se detecta que la verdadera causa es una aracnoiditis.

Los criterios clínicos para diagnosticar aracnoiditis lumbar son:Representación gráfica del síntoma de quemazón en los pies por aracnoiditis

  1. Dolor de espalda y glúteos constante que se irradia a las piernas.
  2. Disfunción de la vejiga (incontinencia vesical, dificultad para iniciar la micción…)
  3. Sensación extraña en la piel (insectos que se arrastran, agua que gotea) o sensación de frío, o de cambios de temperatura.
  4. Quemazón en los pies.
  5. Debilidad en las piernas u otro déficit neurológico.
  6. Dolor postural (empeora al estar de pie sin moverse)
  7. Visión borrosa o cefalea.
  8. Dolor en las piernas (ciática, calambres…)
  9. Pérdida de sensibilidad en las extremidades.
  10. Antecedente de causa atribuible (cirugía en la espalda, lesión discal, protrusión, fisura o hernia principalmente)

Causas de la aracnoiditis espinal

Las causas de la aracnoiditis pueden ser numerosas, ya que cualquier lesión sobre las meninges puede ocasionar esta enfermedad. Sin embargo la causa más frecuente es la presencia de una lesión discal o la fibrosis tras una cirugía de columna.

1. Aracnoiditis por fibrosis lumbar tras cirugía

Plasma rico en plaquetas para el tratamiento del dolor por aracnoiditisLa reacción inflamatoria que se produce en la cirugía de la columna puede causar aracnoiditis. Según numerosos estudios realizados, se ha comprobado que la cirugía a nivel lumbar y cervical tiende a generar fibrosis epidural.

La fibrosis epidural es una condición en la que se forman tejidos cicatrizantes anormales alrededor de la médula espinal o las raíces. Esto puede ocurrir después de una cirugía, lesión, hematoma o inflamación en la columna vertebral. La fibrosis epidural como secuela de una cirugía puede causar dolor y requerir una reintervención quirúrgica.

2. Aracnoiditis asociada a anestesia neuroaxial epidural o intradural

La anestesia subaracnoidea (dural) o epidural (peridural) puede suponer un riesgo de aracnoiditis, no obstante, se estima que solo se da en 1/50.000 casos, por lo que para este tipo de anestesia no deja de ser una complicación rara.

La aplicación de parche hemático epidural puede conllevar riesgo de administración de sangre en el espacio subaracnoideo, y de producir aracnoiditis.

3. Otras causas de aracnoiditis

  • Los trastornos genéticos del tejido conectivo o del colágeno.
  • Las inyecciones de fármacos contra el cáncer (quimioterapias y radioterapias) también están asociadas a la aparición de la aracnoiditis, en un bajo porcentaje. Así como también la anestesia epidural y espinal.

  • Infecciones por bacterianas o virus, también son una posible causa, aunque en un menor porcentaje, ya que se observan muy rara vez.

Cómo se cura la Aracnoiditis adhesiva Lumbar

Una vez que se obtenga el diagnóstico diferencial, se es recomendable indicar un tratamiento inicial de manera directa para atacar la inflamación con los tratamientos que tenemos disponibles.

1. Medicamentos

Los fármacos más recomendables para tratar la aracnoiditis adhesiva lumbar según la Sociedad Española del Dolor son los antinflamatorios, anticonvulsionantes, antidepresivos tricíclicos. Respecto a los antinflamatorios, se prefiere a los que difunden de forma al líquido cefalorraquídeo y disminuyen la inflamación. El ketorolaco y la dexametasona son los más recomendables por este motivo. Estos fármacos tienen menos efectos secundarios si se administran de forma intramuscular que por vía oral, y sólo en casos de crisis de dolor o dolor refractario, por los efectos secundarios que tienen.

2. Plasma rico en plaquetas

Plasma rico en plaquetas para el tratamiento del dolor por aracnoiditisEl plasma rico en plaquetas (PRP) es una sustancia que se encuentra naturalmente en el cuerpo y se compone de plaquetas sanguíneas, que son parte del proceso de coagulación. Estas plaquetas contienen proteínas que ayudan a promover la curación de los tejidos.

El plasma rico en plaquetas puede prevenir la fibrosis epidural al estimular la regeneración de los nervios o los discos intervertebrales dañados. También se ha visto que puede ser útil en el tratamiento de las radiculopatías o las secuelas neurológicas tras una cirugía en algunos casos.

3. Ozonoterapia

La ozonoterapia es una técnica médica que utiliza oxígeno puro y ozono para mejorar nuestra salud. Prácticamente no tiene efectos secundarios y debido a esto, cada vez su grado de recomendación es más alto.
Los estudios recogen que la ozonoterapia ayuda a disminuir el dolor, la inflamación y mejorar la circulación sanguínea. Se ha demostrado que el ozono induce ciertas vías celulares de regeneración y también mejora la función inmunológica.

También se ha comprobado que el ozono mejora en la oxigenación de los tejidos, lo que significa que puede ayudar al suministro de sangre y oxígeno a sus células. Esto hace que la ozonoterapia sea un tratamiento útil para personas con aracnoiditis lumbar, porque en esta enfermedad se dan situaciones de isquemia tisular.

El tratamiento con ozono puede funcionar bien con otros tratamientos regenerativos, como el PRP. Estimula su cuerpo para que produzca más factores de crecimiento, lo que puede ayudarlo a recuperarse más fácilmente.

4. Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es una técnica que utiliza ondas electromagnéticas a través de una cánula (aguja) para neuromodular o eliminar con calor el dolor en una zona específica del cuerpo.

La radiofrecuencia pulsada sobre el ganglio de la raíz dorsal (GRD) es uno de los tratamientos más empleados en caso de dolor secundario al daño en una raíz nerviosa (radiculopatía). De esta forma la radiofrecuencia es una de las opciones de tratamiento en esta enfermedad.

Opinión de experto sobre cómo prevenir la aparición de aracnoiditis

Por ser una enfermedad que resulta difícil tanto de diagnosticar como de tratar, lo más recomendable siempre será prevenir las causas que la producen y estar atentos ante las señales de alarma de la aparición de estas causas que puedan desencadenar esta delicada enfermedad.

Cuando se habla de la prevención de las principales causas, una de esas causas a evitar es la cirugía, es decir, que es preciso evitar en lo que sea posible cualquier intervención quirúrgica de raquis, ya que por lo general este tipo de operaciones pueden resultar invasivas y como ya se ha comprobado, estos procedimientos quirúrgicos de la espalda pueden llegar a generar la aracnoiditis.

Es por esta razón que siempre será recomendable optar por otros tratamientos menos invasivos al momento de tratar las diversas dolencias de espalda, que contribuyan a evitar mientras la operación lumbar o cervical, porque a pesar de todo estas intervenciones pueden acarrear otras consecuencias, como esta enfermedad.

Uso correcto de anestesia neuroaxial y el parche hemático.

La anestesia neuroaxial puede ocasionar aracnoiditis. Ya que no hay tratamiento definitivo para la aracnoiditis en la fase crónica, debemos evitar las situaciones que pueden llevar a su inicio. Estas son algunas medidas que los profesionales deberían tener en cuenta:

  • Evitar usar corticoides o contraste concentrado en el espacio intratecal
  • En caso de punción dural disminuir la dosis y concentración de fármacos, evitando la lidocaína a dosis mayor del 2%
  • Usar las agujas de menos calibre posible (25G)
  • Solo usar el parche hemático en casos sintomáticos graves, y en un nivel diferente al de la punción.

Abordar de manera correcta las patologías discales.

Ante la sospecha o conocimiento de una hernia discal o alguna otra patología del disco, lo mejor es buscar el tratamiento adecuado para tratarlo y de esta manera evitar la posible aparición de la aracnoiditis adhesiva, que puede generarse por la inflamación de la patología discal.

Con las innovadoras técnicas intradiscales como la discolisis con ozono o el láser se puede tratar las hernias discales sin necesidad de recurrir a una cirugía en la mayoría de casos.

Acudir a los especialistas expertos en manejo de esta enfermedad

Por otro lado, también es importante resaltar, que, al tener sospechas de padecer este tipo de patologías, lo más recomendable es acudir de inmediato con personal especializado. Los anestesistas de la Unidad del Dolor solemos manejar este tipo de enfermedades.

Cuestionario para saber si tienes aracnoiditis adhesiva lumbar

Si tienes dolor en la parte inferior de la espalda y le preocupa saber si es causado por aracnoiditis adhesiva lumbar, o no sabes si debes buscar una segunda opinión en un médico de la Unidad del Dolor.

Responde a las preguntas de este cuestionario:

Si lo rellenas te enviaremos por correo electrónico los resultados de las preguntas para que se lo expongas a tu médico. Y si lo necesitas podemos ayudarte a encontrar un médico del dolor en tu ciudad.

Artículos relacionados

Tanto si trabajas en una oficina como si lo haces desde casa, trabajar muchas horas sentado frente a un ordenador requiere habituarse a posturas …

Seguramente habrás sufrido alguna vez dolor lumbar. El dolor lumbar, lumbalgia o lumbago, es uno de los cuadros dolorosos más frecuentes, ya que afecta a…

Descubre los 5 ejercicios que ayudan a que tu espalda esté en forma, y que podrás hacer en casa en 20 minutos, aunque tengas más…

¿Te has quedado con dudas y necesitas respuestas sobre tu dolor en concreto?

Soy el Dr. Carlos Morales, especialista en tratamientos del dolor. A través de mis artículos pretendo informar y resolver las dudas más frecuentes sobre las patologías y soluciones especificas que te puedo ofrecer para cada una.

Si has considerado que tu caso es muy complejo, déjame ayudarte a resolverlo. Contacta conmigo y tendremos una primera consulta para dar con un diagnóstico médico concreto y ofrecerte soluciones más convenientes en tu caso.

Finalista Doctoralia Awards como especialidad de Anestesiología y Tratamiento del Dolor