El problema oculto de la toma de antiinflamatorios que no sale en el prospecto, y del que nadie habla

Los antiinflamatorios (AINES) son uno de los grupos de medicamentos de uso más común por su capacidad para disminuir el dolor leve-moderado y la inflamación. 

Pese a lo frecuente que resulta su uso, vale la pena mencionar que estos medicamentos pueden acarrear efectos secundarios a tener en cuenta, sobre todo a nivel estomacal, renal y cardiovascular. En este artículo te mostraré algunos de los efectos colaterales más frecuentes e importantes, y que por tanto debes tener en cuenta.

Después de ver los efectos secundarios “clásicos” de los AINES, veremos una consecuencia de su uso muy poco conocida que deberías tener en cuenta.

Estos son los efectos secundarios de los antiinflamatorios más destacables que debes conocer:

1️⃣ El daño renal que producen los antiinflamatorios es un problema ampliamente conocido, sobre todo en aquellos pacientes mayores de 60 años, o que previamente hayan sufrido de insuficiencia renal producto de patologías como diabetes, hipertensión u obesidad, ya que afecta a la irrigación sanguínea de éstos órganos. El antiinflamatorio que menor efecto tiene sobre la función renal es el metamizol (nolotil).

Uno de los posibles indicadores de disfunción renal se obtiene mediante el estudio de la creatinina en un análisis sanguíneo. Cuando los niveles de creatinina son altos, es muy aconsejable evitar el uso de esta medicación de forma prolongada.

2️⃣ Los antiinflamatorios pueden debilitar y producir lesiones en las mucosas del tubo digestivo, lo que ocasiona molestias gastrointestinales. Se ha descrito la posibilidad de úlceras, hemorragia digestiva, hasta llegar incluso a perforaciones en el tubo digestivo secundarias al uso de esta medicación (sobre todo con la aspirina). Este es el motivo por el que se asocia un protector de estomago al uso de antiinflamatorios. Los nuevos inhibidores selectivos de la COX-2 (etoricoxib, celecoxib) producen menos síntomas gastrointestinales que los AINES de primera generación, sin embargo el uso de los nuevos coxibs a nivel poblacional sigue siendo minoritario.

3️⃣ Los antiinflamatorios pueden aumentar el riesgo de accidentes isquémicos cardíacos, de accidentes cerebro vasculares (ACV), y de padecer de hipertensión; éstos peligros aumentan independientemente de si sufre o no de alguna enfermedad cardíaca. Los antiinflamatorios que se asocian a un menor riesgo cardiovascular son el naproxeno y el ibuprofeno, en cambio los nuevos coxib son los que más riesgo cardiovascular implican.

4️⃣ El uso continuado de AINES para tratar la cefalea puede favorecer que este tipo de dolor cronifique y que la persona se haga dependiente de la toma de esta medicación.

5️⃣ Otro efecto secundario más raro de los AINES serían la alergia o la intolerancia a los antinflamatorios, que se observa sobre todo con la aspirina en personas jóvenes, con antecedentes de asma.

6️⃣ Algunos AINES tienen riesgos específicos, como es el caso del riesgo hepatotóxico del paracetamol a dosis altas.

7️⃣ Los antiinflamatorios, en general, no se recomiendan durante el embarazo ni las primeras semanas de lactancia por el riesgo para el feto y el recién nacido.

El problema oculto de la toma de antiinflamatorios que no suele tenerse en cuenta 

Hemos visto los efectos secundarios más comunes del uso de los AINES. De ellos, las molestias gástricas secundarias a la lesión mucosa que producen es la más frecuente, por eso durante la ingesta de antiinflamatorios suele asociarse un protector gástrico.

Al hecho de tener que asociar un protector de estómago como el omeprazol a la toma de AINES no suele dársele mucha importancia, pero hay que tenerlo en cuenta. Aunque el protector gástrico se considera un medicamento muy seguro, no es completamente inocuo a largo plazo. 

El uso prolongado de omeprazol, al impedir que el estómago alcance una acidez normal, puede alterar el funcionamiento del sistema digestivo, y dificultar la absorción de los nutrientes de los alimentos. Nutrientes esenciales para la salud de las articulaciones y los huesos como el magnesio, la vitamina D, y especialmente el calcio.

Fuente: Long-term use of proton pump inhibitors as a risk factor for various adverse manifestations (2021)

La deficiencia en la absorción de minerales y vitamina D genera desmineralización ósea, osteopenia, osteoporosis y, a largo plazo, fracturas óseas a nivel de la cadera y las vértebras lumbares.

¿Hay alguna forma de tratar los problemas gastrointestinales de los AINES usando menos omeprazol?

Cuidando la alimentación, espaciando algunas comidas, haciendo ejercicios regularmente (preferiblemente al aire libre), disminuyendo la carga de ansiedad sobre el cuerpo, y mejorando en general nuestra calidad de vida podremos favorecer la funcionalidad óptima del estómago.

Dentro de los posible, una posible recomendación sería comer más ligero por las noches, e incluso no comer. Y, con supervisión del médico, sugerir la ingesta más espaciada del omeprazol, por ejemplo, en vez de tomar omeprazol a diario, tomarlo con un día de por medio. También es posible prescindir del uso de protector gástrico gracias al uso de los nuevos medicamentos antiinflamatorios selectivos de la enzima COX-2 como el celecoxib o el etoricoxib.

Recomendaciones para favorecer la curación de diferentes tipos de lesiones sin antiinflamatorios

Ahora que ya conoces algunas recomendaciones y los posibles efectos secundarios de los antiinflamatorios y el omeprazol, tienes un punto de partida para cambiar ciertos hábitos y mejorar tu salud. 

Lo más recomendable inicialmente, es intentar disminuir los niveles de dolor e inflamación en el cuerpo de forma natural, sin recurrir a los AINES, procurando llevar una alimentación saludable, evitando hábitos como el tabaquismo o la bebida, y haciendo deporte regularmente.

Existen sustancias naturales, como la vitamina C, que pueden favorecer la síntesis de colágeno, y al ser antioxidantes pueden reducir la inflamación sistémica, en algunos casos.

Recurrir a tomar AINES constantemente puede ser contraproducente, ya que el uso interfiere en la síntesis de colágeno, impidiendo que se cumpla el proceso de reparación de los tejidos del organismo, y produciendo que con el tiempo pierdan efectividad.

Fuente: Effect of anti-inflammatory medication on the running-induced rise in patella tendon collagen synthesis in humans. 2011

Ahora gracias a los avances en el área de medicina bioregenerativa, también podemos utilizar la capacidad regeneradora del colágeno inyectado, la #ozonoterapia, el plasma rico en plaquetas, o el aspirado de células de médula ósea para tratar el foco de una lesión y controlar el dolor sin necesidad de medicación antiinflamatoria.

Conclusiones ¿Cómo tomar estos medicamentos y disminuir los riesgos?

Uno de los problemas con los antiinflamatorios, y también en el caso del omeprazol, es que están disponibles con mucha facilidad y sin necesidad de presentar recetas médicas, lo que hace que mucha gente los consuma sin supervisión de un profesional y, por tanto, sin saber los riesgos que pueden devenir de esto.

Es importante que cualquier tipo de medicación venga prescrita con indicación de dosis y tiempos del tratamiento. 

Los medicamentos, incluso los más comunes que todos tenemos en casa, tienen efectos secundarios que hay que tener en cuenta. Debemos evitar caer en el uso continuado de esta medicación a través de una mejora en nuestro estilo de vida. Si quieres acceder a los consejos más relevantes que puedo darte sobre la salud de tu espalda descarga aquí el regalo que tengo para tí.

Mejora la salud de tu espalda con un sencillo programa de ejercicios

Incluye los mejores consejos para prevenirlo y tratarlo

Cuando estas las mejoras en la alimentación, actividad física, descanso, etc no son efectivas, en la #UnidadDelDolor contamos con nuevos tratamientos dirigidos al origen del dolor que pueden ayudar a evitar la necesidad de tomar a diario este tipo de fármacos, y de esta forma prevenir sus complicaciones.

¿Te has quedado con dudas y necesitas respuestas sobre tu dolor en concreto?

Soy el Dr. Carlos Morales, especialista en tratamientos del dolor. A través de mis artículos pretendo informar y resolver las dudas más frecuentes sobre las patologías y soluciones especificas que te puedo ofrecer para cada una.

Si has considerado que tu caso es muy complejo, déjame ayudarte a resolverlo. Contacta conmigo y tendremos una primera consulta para dar con un diagnóstico médico concreto y ofrecerte soluciones más convenientes en tu caso.

Finalista Doctoralia Awards 2021 en la especialidad de Anestesiología y Tratamiento del Dolor

Leave a Reply

© Copyright 2020  – Todos los derechos reservados,  Instituto CAMP Anestesia SLP
Diseñado por Johameli Muñoz
Para más información consulte nuestra Aviso Legal, Políticas de Cookies y la Política de Privacidad

WordPress Themes