El ozono como tratamiento natural para el dolor

¿Qué es la ozonoterapia? ¿Qué beneficios tiene para el organismo? ¿Sirve el ozono para tratar el dolor? ¿Tiene algún efecto secundario o contraindicación?

Si has oído hablar del ozono, pero tienes alguna de estas preguntas, en este artículo podrás encontrar las respuestas porque revisaremos todo lo referente al ozono como gas médico y su utilidad en medicina.

¿Qué es el ozono?

El ozono es un gas de color azul presente en la naturaleza, compuesto por tres moléculas de oxígeno.

Es importante diferenciar el ozono médico, del presente en la capa de ozono. La capa de ozono es una capa protectora de la atmósfera que permite preservar la vida absorbiendo la radiación ultravioleta perjudicial proveniente del sol.

El ozono médico, el que se emplea en la ozonoterapia, no es ozono puro, sino mezclado con oxígeno y en concentraciones y dosificaciones programables a través de un generador especial.

¿Qué es la ozonoterapia?

La ozonoterapia es toda técnica que utiliza una mezcla precisa de oxígeno-ozono con fines médicos. Su aplicación se caracteriza por la simplicidad, alta efectividad, buena tolerancia y prácticamente ausencia de efectos colaterales.

El éxito de esta es dependiente de varios factores, entre los cuales se destacan el conocimiento del profesional que la practica, las dosis, la selección de las vías de administración y el protocolo de tratamiento.

Durante mucho tiempo la aplicación del ozono en la práctica médica no era muy aceptada por las ideas infundadas sobre su toxicidad en relación con las altas concentraciones empleadas en la industria.

Existen un gran número de sociedades científicas y estudios científicos que avalan este tratamiento: a fecha de abril de 2021 aparecen 3855 publicaciones médicas sobre ozonoterapia, de las cuales 390 son ensayos clínicos, 201 ensayos controlados aleatorios, 43 revisiones sistemáticas y 27 estudios de meta-analisis. Además, en ClinicalTrials.gov (base de datos de los estudios clínicos en los Institutos Nacionales de Salud de EEUU) hay 56 estudios registrados para ozonoterapia.

Por todo esto, la ozonoterapia se considera una terapia médica de rigor científico y cuenta con el aval de la Sociedad Española del Dolor para el empleo en este área. La ozonoterapia está presente en la cartera de servicios de gran número de unidades del dolor españolas.

La efectividad y seguridad en ozonoterapia es dependiente de la dosis. Es importante conocer que en la práctica clínica las concentraciones de ozono son inferiores a las tóxicas en varios órdenes de magnitud. Existe un rango de dosis en el que el ozono actúa como medio terapéutico y muestra propiedades inmuno-moduladoras, anti-inflamatorias, bactericidas, antivirales, fungicidas, analgésicas, entre otras, sin apenas efectos secundarios.

Beneficios de la ozonoterapia

  • Es un potente analgésico antiinflamatorio y estimula la regeneración tisular, de ahí su uso en el tratamiento del dolor.
  • Regula el estrés oxidativo celular contribuyendo a fortalecer los factores antioxidantes y a combatir los anti radicales libres.
  • Activa la circulación. Después del tratamiento con ozono, la sangre mejora su capacidad para circular a través de los microcapilares más estrechos, mejorando así la microcirculación por desagregación plaquetaria. Además, los eritrocitos desagregados y suavizados se encuentran en mejores condiciones para absorber y transferir oxígeno, entre otros factores, debido a la mayor superficie de contacto libre y deformabilidad. La presión de oxígeno arterial aumenta, y la presión de oxígeno venosa disminuye, mejorando así la oxigenación celular. Todo esto deriva en un aumento del rendimiento físico e intelectual, mejora del sueño, recuperación del deseo sexual, mejoría del rendimiento deportivo…
  • Tiene un alto poder bactericida, viricida y fungicida, lo que permite disminuir el riesgo de infección en los procedimientos invasivos y cirugías.
  • Modula la actividad autoinmune. Las interacciones celulares producidas por el ozono son muy semejantes a los procesos fisiológicos que ocurren en el organismo para mantener el sistema inmune en estado activo. El tratamiento de ozono se ha investigado como tratamiento complementario de la infección por Coronavirus Covid-19. Los resultados del ensayo clínico ha sido positivo y el tratamiento con ozono se ha mostrado eficaz en pacientes con enfermedad por Covid19 sin observarse efectos secundarios.
  • El gas ozono que se emplea en tratamientos médicos es natural, no proviene de compuestos químicos. Por tanto casi todos los pacientes lo toleran y no se han descrito reacciones alérgicas al ozono.

¿Para qué utilizamos el tratamiento con ozono?

La administración local de una mezcla de oxígeno con gas ozono resultan útil en un amplio número de patologías, tanto de forma aislada, o como en tratamiento combinado. En este artículo veremos los usos más frecuentes del ozono en la unidad del dolor.

inyeccion ozono malaga
Fuente: Igor Alecsander – Máquina para preparar inyección de ozono

Ozonoterapia en hernias discales y protrusiones

La hernia de disco y las protrusiones tienen origen en el disco intervertebral (núcleo pulposo); el cual se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce lesiones neurológicas, derivadas de esta presión y la inflamación.

Las primeras medidas para tratar una hernia de disco son conservadoras, reposo, analgésicos, antiinflamatorios, fisioterapia, etc. Cuando no hay respuesta a este tratamiento, la ozonoterapia para hernia discal, estaría indicada, en disminuir el tamaño y la inflamación de la hernia; evitando en muchos casos, la cirugía.

Puedes leer más sobre esta técnica en mi anterior artículo (innovación en el tratamiento de las hernias discales sin cirugía). 

Ozonoterapia en dolor lumbar, dorsal o cervical 

La aplicación de ozono en la musculatura paravertebral, por su capacidad de difusión, ayuda a disminuir el dolor y la inflamación en la zona amplia de la espalda. El tratamiento con ozono para-vertebral es más eficaz que los antiinflamatorios en el tratamiento de este problema, y tiene muchos menos efectos secundarios.

Ozonoterapia en estenosis de canal y la ciática

La aplicación de ozono en el espacio epidural es una técnica que se usa mucho por los buenos resultados que ofrece. El ozono, al ser un gas, difunde mucho mejor que el resto de medicamentos por el espacio epidural.

Este tratamiento es útil en el tratamiento de ciática, estenosis lumbar o en casos de adherencias epidurales tras cirugía (fibrosis post-quirúrgica).

Ozonoterapia en patología osteoarticular

Debido a su gran poder antiinflamatorio y analgésico, la terapia de ozono intraarticular ha resultado ser de gran utilidad, en dolores articulares cuando los corticoides están contraindicados.

En otras oportunidades, también el tratamiento potencia factores de crecimiento, pues el ozono aumenta la concentración de plasma, de manera significativa.

inyección de ozono
Fuente: Igor Alecsander – Médico aplicando inyección

Ozonoterapia en la fibromialgia

La fibromialgia, es una enfermedad caracterizada, por dolor crónico generalizado en los músculos, ligamentos y tendones. Sumada la fatiga, alteraciones del sueño y en ocasiones a otros problemas como cefalea, o alteraciones digestivas.

Los ensayos clínicos preliminares muestran que la ozonoterapia puede ser eficaz en el tratamiento de esta enfermedad. La administración de ozono, puede realizarse de forma local, través de pequeñas cantidades de ozono, en los puntos de dolor (puntos trígger). El ozono administrado por vía sistémica, a través del torrente circulatorio, también es útil en fibromialgia.

Otras aplicaciones del ozono

Hasta ahora hemos visto las aplicaciones del ozono cuando se administra de forma local (a través de una infiltración) para tratar el dolor. Pero el ozono también puede administrarse a través del torrente circulatorio para que haga efecto en todo el organismo.

Es importante destacar que por vía sanguínea el ozono nunca puede ser administrado de forma directa, necesita una técnica especial. Hay varias formas de administración por vía sistémica. Las más utilizadas son la autohemoterapia, la solución salina, y la administración vaginal o rectal.

Si el ozono se administra por vía sistémica, aumenta el flujo sanguíneo, disminuyendo a su vez la viscosidad de la sangre. Además produce un aumento en la liberación de oxígeno de la hemoglobina a las células y aumenta la capacidad antioxidante de las enzimas plasmáticas. Con la aplicación de ozono mejoran nuestras propias defensas naturales, se potencia nuestro sistema inmunológico y mejora el estado de alerta, concentración, memoria y energía.

Estos efectos hacen que sea útil en el tratamiento de una amplia variedad de enfermedades como Diabetes mellitus, heridas y úlceras, quemaduras y abscesos, úlceras infectadas de evolución tórpida o de difícil cicatrización, por ejemplo en pie diabético o úlceras en diabéticos, patologías de origen vírico: hepatitis o herpes, inflamaciones articulares en ortopedia y reumatología, manejo del dolor, ginecología: en vulvovaginitis y vaginitis de origen micótico o bacteriana, geriatría: para aumentar la calidad de vida y para una mejor oxigenación cerebral en síntomas como pérdida de memoria, dificultad circulatoria en piernas, cansancio, etc., coadyuvante en tratamientos oncológicos, activador general del sistema inmunitario, resolutorio en hernias discales, y finalmente investigaciones más recientes, han encontrado el ozono útil en los tratamientos del glaucoma y de las maculopatías oftalmológicas.

¿Qué efectos secundarios tiene el ozono?

El ozono es tóxico por vía inhalatoria, porque las células endoteliales alveolares no pueden contrarrestar su efecto oxidativo. Este es el principal motivo del recelo al uso del ozono en algunos países. No obstante, la ozonoterapia nunca se administra por esta vía, y el uso de ozono nebulizado se limita a la desinfección de ambientes contaminados.

En los tratamientos indicados en este artículo, los efectos secundarios de la ozonoterapia son muy raros y leves. Cabe destacar los siguientes:

  • El ozono puede producir dolor pasajero al administrarse.
  • En la administración sistémica de ozono puede producirse flebitis si las dosis y cadencia de tratamiento es alta.

El ozono está contraindicado en la enfermedad familiar del déficit de G6PH (fabismo). Existen otras contraindicaciones como la presencia de hipertensión arterial severa descontrolada, haber sufrido un infarto o ictus reciente (menos de 6 semanas), tener alteraciones de la coagulación descontroladas o hipertiroidismo severo no tratado.

Al ser un tratamiento natural, prácticamente no se han descrito cuadros de alergia al ozono, por lo que el ozono puede ser especialmente útil en pacientes con alergia / intolerancia al los antiinflamatorios y/o los corticoides.

El ozono no tiene potencial teratogénico y diferentes estudios han mostrado que es seguro durante el embarazo y la lactancia.

¿Te has quedado con dudas y necesitas respuestas sobre tu dolor en concreto?

Soy el Dr. Carlos Morales, especialista en tratamientos del dolor. A través de mis artículos pretendo informar y resolver las dudas más frecuentes sobre las patologías y soluciones especificas que te puedo ofrecer para cada una.

Si has considerado que tu caso es muy complejo, déjame ayudarte a resolverlo. Contacta conmigo y tendremos una primera consulta para dar con un diagnóstico médico concreto y ofrecerte soluciones más convenientes en tu caso.

Finalista Doctoralia Awards 2021 en la especialidad de Anestesiología y Tratamiento del Dolor

Deja una respuesta

© Copyright 2020  – Todos los derechos reservados,  Instituto CAMP Anestesia SLP
Diseñado por Johameli Muñoz
Para más información consulte nuestra Aviso Legal, Políticas de Cookies y la Política de Privacidad

WordPress Themes