Cómo eliminar el dolor de espalda producido por la artrosis con un nuevo tratamiento de radiofrecuencia

Las 6 preguntas fundamentales sobre este tratamiento que te harán conocerlo al detalle

En este artículo te voy a comentar cómo, mediante los avances que ha habido en ésta técnica, podemos controlar el dolor lumbar de forma segura y eficaz con una sola sesión, en más de 4 de cada 5 pacientes. Veremos en qué consiste este tratamiento y qué beneficios tiene para las personas que llevan sufriendo lumbalgia de forma prolongada. Para descubrir esto y mucho más sigue leyendo.

El tratamiento del dolor lumbar con técnicas percutáneas mínimamente invasivas

El dolor lumbar o lumbalgia, es una de los cuadros dolorosos más frecuentes, ya que afecta a una de cada cuatro personas en el mundo. Es el problema de salud que más repercute en la calidad de vida en los países desarrollados. Con el envejecimiento de la población, y los malos hábitos que a veces aparecen en nuestra sociedad (sobrepeso, malas posturas, descanso inadecuado) este problema afecta a cada vez más personas.

Si acabas de sufrir dolor lumbar (llevas menos de 3 meses con este problema), te aconsejo que antes de seguir leyendo te pases por el artículo “Errores comunes y tratamiento inicial en caso de dolor de espalda”, en el que encontraras las recomendaciones y tratamientos iniciales en pacientes que debutan con dolor.

Aunque el pronóstico de la lumbalgia aguda es favorable, los estudios muestran que solo el 33% de los pacientes con lumbalgia crónica mejora de manera espontánea a los 3 meses, y que el 65% de los pacientes todavía reporta dolor al año.

Como ves, la suposición de que la mayoría de pacientes se recuperan de forma espontánea del dolor lumbar, no está justificada: Se recomienda hacer un seguimiento intensivo de los pacientes que no se han recuperado de su dolor lumbar en los primeros 3 meses, pues el origen del dolor no suele ser un problema muscular que se resuelve espontáneamente, y hay soluciones como la que te cuento en este artículo para los pacientes que sufren dolor lumbar de forma recurrente o crónica.

1. ¿Qué es el síndrome facetario, por qué se produce y cómo se trata?

El síndrome facetario es un cuadro de dolor lumbar producido por las articulaciones posteriores de la columna (articulaciones facetarias o zigoapofisarias), encargadas junto con los discos intervertebrales de unir una vértebra con otra.

Con los años los elementos de la columna se van desgastando. Los procesos de degeneración discal y la artrosis de las articulaciones facilitan la aparición del dolor de síndrome facetario. Cuando estas articulaciones duelen a consecuencia de la artrosis o la sobrecarga, producen un dolor muy característico:

  • El dolor se percibe normalmente en la parte baja de la espalda, y suele extenderse hacia el lateral de la cintura, el glúteo y/o la ingle.
  • El dolor lumbar predomina sobre el dolor de ciática (irradiado)
  • El dolor aumenta con las posturas mantenidas (estar de pie o sentado sin moverse resulta muy incomodo)
  • Por la mañana aparece rigidez o contractura en la espalda, que va mejorando con los movimientos o al caminar
  • Al coger peso o al inclinarse hacia atrás se nota sobrecarga en zona lumbar, y las crisis de lumbago aparecen a menudo con cualquier sobresfuerzo.

El síndrome facetario es por tanto un dolor lumbar de larga duración (más de 3 meses) fácilmente identificable y es la causa más frecuente del dolor lumbar en personas mayores de 40 años.

Hasta ahora, el tratamiento del síndrome facetario, como para cualquier artrosis, consistía en la prescripción de antiinflamatorios. Además de que no siempre son eficaces, está claro que estos medicamentos tienen múltiples efectos secundarios en el riñón, el estómago y el sistema cardiovascular.

Por las limitaciones y riesgos que tienen los antiinflamatorios, actualmente la solución más segura y efectiva para tratar el dolor provocado por la artrosis en la columna es la rizólisis.

La rizólisis está recomendada por tanto en pacientes que cumplen los criterios diagnósticos de síndrome facetario (artrosis lumbar), que tienen dolor intenso desde hace más de 3 meses, y que no han mejorado con los tratamientos iniciales.

2. ¿En qué consiste el tratamiento de la rizólisis por radiofrecuencia?

La rizólisis por radiofrecuencia es una técnica percutánea que elimina la percepción del dolor proveniente de los nervios sensitivos de las articulaciones posteriores de la culumna (nervios llamados ramos mediales lumbares).

La técnica se realiza en quirófano de forma ambulatoria con anestesia local y sedación si el paciente quiere, para evitar que sea molesta. Con ayuda de los rayos X se colocan 3-4 agujas sobre cada uno de estos nervios y se eliminan aplicando una lesión de 5 mm en la punta de la aguja.

El procedimiento, salvando las diferencias, es similar a cuando un dentista realiza una endodoncia, se procede a eliminar los nervios de la zona afectada, y eso impide que se perciba el dolor en esa zona.

Esta radiofrecuencia percutánea tiene varias ventajas:

  • Es una técnica muy segura. No produce pérdida de sensibilidad ni de la movilidad en el paciente.
  • No se usa bisturí ni produce ninguna herida ni fibrosis en la piel ni en los tejidos.
  • La recuperación después del procedimiento es inmediata. El paciente puede levantarse justo después de realizar el procedimiento. Solo necesita 24-48h de reposo relativo (evitando coger peso).

3. ¿Cómo ayuda la rizólisis por radiofrecuencia a tratar la lumbalgia crónica?

Como ya he explicado la rizólisis es un tratamiento en el cual se eliminan los nervios de la parte posterior de la espalda, frenando así el dolor. Gracias a eso nos permite mantener una vida cotidiana normal, poder trabajar y no quedarnos en casa sin apenas poder moverse, permitiendo una rehabilitación más efectiva.

Gracias a este tratamiento podemos evitar que el dolor cronifique y empeore hasta tener que someterse a una operación quirúrgica, y permite hacer un mejor diagnóstico acerca del origen de ese dolor. Cuanto antes nos recuperemos del dolor mejor pronostico tiene.

Aparte de eso, tras la radiofrecuencia, como deja de percibirse el dolor, no tenemos que recurrir constantemente a la ingesta de antiinflamatorios, mejorando así también nuestra salud, y evitando los efectos secundarios que estos producen.

4. ¿Qué novedades ha habido en esta técnica, y que aumentan la eficacia y seguridad de este tratamiento?

Gracias a la nueva técnica americana de emplazamiento de las agujas la radiofrecuencia es eficaz en 7 de cada 10 pacientes. Existe una Acreditación en Técnicas de Radiofrecuencia lumbo-sacro para el tratamiento del dolor de la Sociedad Española del Dolor sobre esta técnica, que es diferente a la utilizada comúnmente por los traumatólogos. En mi caso, cuento con esta acreditación desde 2018, y llevo realizando 4 años esta nueva técnica con buenos resultados en cientos de pacientes sin observar ninguna complicación.

Además, también ha habido muchas mejoras en el material utilizado en la rizólisis. Por ejemplo, ahora se usan unas agujas especiales con forma curva en la punta y que controlan en todo momento la temperatura que se genera en la punta para evitar lesiones en otras estructuras, y permiten hacer estimulaciones más precisas. Con estas mejoras la rizólisis es una técnica aún más segura que antes.

Para conseguir un resultado optimo se debe individualizar el tratamiento en cada paciente. Hay veces en las que el síndrome facetario no se debe únicamente a la artrosis de las articulaciones vertebrales, sino que se debe además al desgaste de los discos intervertebrales. Los discos intervertebrales son los amortiguadores principales de la columna. Cuando estos discos fallan producen sobrecarga de las articulaciones facetarias y dolor. Si es este el caso, al actuar sobre el disco intervertebral mediante alguna técnica adicional, podemos aumentar la efectividad y la duración de la rizólisis. Por ejemplo, hay nuevos tratamientos que aumentan la hidratación de los discos intervertebrales, o en caso de que exista una protrusión, mediante la discólisis con ozono podemos reducir su tamaño.

En la técnica comúnmente se usan corticoides para evitar el dolor durante los primeros días tras la técnica. No obstante, se puede prescindir del uso de corticoides mediante la infiltración con ozono tras el procedimiento. Gracias al efecto antinflamatorio y analgésico de ozono suplimos la necesidad de corticoides, lo que permite evitar los efectos secundarios en pacientes que no los pueden tolerar o llevan mucho tiempo recibiendo corticoides.

5. ¿Qué inconvenientes tiene la rizólisis por radiofrecuencia?

En 1 de cada 20 pacientes puede aparecer dolor o déficit sensitivo transitorio, que no suele durar más de 2-3 semanas y desaparece de forma espontánea. Como cualquier técnica percutánea existe un riesgo muy bajo riesgos de sangrado y daño de tejidos adyacentes. Puedes descargar el consentimiento informado de esta intervención si necesitas más información pero yo te diría que los riesgos de la técnica en manos expertas son prácticamente nulos, si la técnica la realice un profesional que esté al día y realice esta técnica de forma habitual.

El principal inconveniente de la rizólisis es que los resultados puede que no sean permanentes. La duración del efecto es de aproximadamente un año. No obstante con las mejoras mencionadas casi siempre se consigue controlar el dolor durante un 50% más de tiempo, y si reaparece el dolor no suele ser tan intenso y siempre que se desee se puede repetir el procedimiento. Sería como «podar» de nuevo las ramas de un árbol que no queremos, en este caso las ramas sensitivas de las articulaciones de la espalda que duelen.

Podemos prolongar aun mas la duración del tratamiento e incluso evitar que el dolor reaparezca es conveniente adquirir o mejorar los hábitos necesarios para tener una “Espalda Sana”, como explico en la guía que entrego a mis pacientes y que puedes descargar aquí de forma gratuita.

Si el tiempo en el que el dolor ha disminuido hacemos ejercicios de tonificación y bajamos de peso ayudaremos a que las articulaciones de la espalda tengan que soportar menos peso, y por lo tanto que el dolor no vuelva a aparecer o que tarde mucho más tiempo en hacerlo.

Por tanto aunque la rizólisis se puede repetir sin problemas si reaparece el dolor, se puede prevenir que el dolor reaparezca realizando un entrenamiento específico que potencie la musculatura lumbar, y por eso ofrecemos un programa de asesoramiento personal en rehabilitación y ejercicio físico a los pacientes que reciben la rizólisis.

6. ¿Cómo saber si me pueden hacer a mi este tratamiento?

Te doy algunas pautas más importantes para sara saber si eres candidato a este tratamiento:

  • Debes cumplir una serie de criterios clínicos desde hace más de 3 meses, para pensar que el origen del dolor es un síndrome facetario. (Los vistos en la pregunta 1)
  • Debes aportar una prueba de imagen (TAC o RMN).
  • Si eres menor de 40 años o si quedan dudas sobre si el origen del dolor es un sindrome facetario se realiza un test previo con anestesia local en los nervios. Si el dolor desaparece durante unas horas quiere decir que la diana es correcta.

Dicho esto, aunque no sea una técnica válida para todo el mundo, la inmensa mayoría de pacientes que tiene dolor de espalda durante más de tres meses suelen ser candidatos, aunque hay que individualizar el tratamiento a cada caso. Por ejemplo, en casos en los que exista ciática, es probable que sea necesario combinar la rizólisis con otras técnicas como la infiltración epidural o la discolisis para controlar el dolor.

La mejor forma de que sepas si puedes beneficiarte de este tratamiento para tratar tu dolor de espalda, y aclarar las posibles dudas que tengas, es que pidas cita para que te valore. Recuerda que cuanto más tiempo tardes en tratar el dolor, más difícil es controlarlo, así que si te duele no te lo pienses y pide cita.

Escrito por el Doctor Carlos Morales, médico anestesista de la Unidad del Dolor.

3 Comments

  1. Buenos días Carlos,
    Encantada de saludarte, me hicieron una infiltracion en las articulaciones posteriores a nivel L1-L2 bilateral y a nivel L5-S1, con Celestone, Trigon y ozono, sin ningún resultado, si esto no ha funcionado, podría funcionar la radiofrecuencia?
    Muchas gracias por la atención
    Un saludo

    • Buenas tardes Mónica
      Podría funcionar la radiofrecuencia, pero habría que ver la resonancia y explorar la espalda para poder descartar que fuera otro el origen del dolor.
      Un saludo!

      • Muchas gracias por su rápida respuesta. Le llevaré la última resonancia a la consulta.
        Buenas noches

Leave a Reply

Una buena nutrición puede aliviar tu zona lumbar

Una nutrición equilibrada ayuda a aliviar los dolores. Mantener un peso saludable y sobre todo sin perdidas o subidas bruscas es esencial para evitar la pérdida de masa muscular. Además de una correcta nutrición siempre es importantísimo mantener un hábito de ejercicios para mantenerse saludable.

Read More »
WordPress Themes