La artrosis lumbar y cómo afecta a la espalda

El dolor lumbar o lumbalgia y la artrosis lumbar son unos de los cuadros dolorosos más frecuentes. Afecta a una de cada cuatro personas y es el problema de salud  que más repercute en la calidad de vida de la población de los países desarrollados. 

La artrosis lumbar es la causa más común de dolor lumbar recurrente o crónico en mayores de 35 años. Dado que se está produciendo un envejecimiento creciente de la población, este problema cada vez afecta a más personas.  

Con el paso del tiempo es normal que puedan surgir enfermedades degenerativas de las articulaciones, y es entonces que puede aparecer una de las patologías como la artrosis, la cual afecta de manera considerable por la limitación que produce.

En algunos casos la artrosis de columna puede desencadenarse por una lesión o traumatismo, que genera desgaste de los cartílagos que recubren la superficie de las articulaciones de las vértebras, pero por lo general es una enfermedad degenerativa que se manifiesta con la edad.   

¿Qué son las articulaciones facetarias?

Las facetas son las articulaciones posteriores de la espalda, encargadas de unir una vértebra con otra a nivel de columna cervical, dorsal o lumbar. La función que tienen es dar soporte, movilidad, y estabilidad. Estas articulaciones, junto con el disco intervertebral, forman lo que se denomina segmento vertebral, que son las unidades funcionales que recogen el peso de la columna.

Artrosis lumbar

Las articulaciones facetarias pueden verse afectadas por el desgaste progresivo producto de la artrosis, lo que genera el inminente deterioro de los huesos provocando a su vez grandes molestias y limitación de la movilidad.

La artrosis de columna puede afectar a las vértebras cervicales, dorsales o lumbares, sin embargo nos centraremos en la artrosis lumbar, dado que es mucho más frecuente ya que en la espalda, el peso y fricción que soportan estas articulaciones, y sobre todo L4-L5 y L5-S1 es mucho mayor.

¿Qué síntomas da el síndrome facetario lumbar? 

El síndrome facetario lumbar es un cuadro de dolor que se origina a consecuencia de la sobrecarga,  la artrosis o la artritis de las articulaciones zigo-apofisarias. Suele ser un dolor recurrente o crónico que dura más de 3 meses. Se presenta con dolor que predomina en la parte baja de la espalda, unilateral izquierdo o derecho o bilateral. Esta molestia puede irradiar a glúteos y muslos, pero rara vez por debajo de la rodilla. 

Otro síntomas que pueden presentarse es la rigidez en las mañanas por la inflamación en las articulaciones. También es muy común que aparezca dolor con la extensión lumbar o al permanecer inmovil de pie.

¿Cómo se diagnostica la artrosis lumbar? 

El diagnóstico de la artrosis lumbar muchas veces se puede determinar mediante la exploración del especialista y tomando en cuenta los síntomas que presenta el paciente, entre los cuales se puede presentar dolor en la zona lumbar, glúteos y muslos, así como limitación de los movimientos.

Por otra parte, mediante las pruebas de imágenes como la radiografía de la columna o la resonancia podemos ver signos de artrosis, pero estos signos radiológicos no siempre se acompañan de síntomas.

Debido a que el dolor facetario puede confundirse con otros orígenes del dolor, el diagnóstico más certero se realiza a través de un bloqueo diagnóstico guiado por imagen. Este procedimiento consiste en aplicar una pequeña cantidad de anestesia en los nervios que inervan las articulaciones para comprobar que el dolor responde.

Ejercicios y recomendaciones en caso de artrosis lumbar o en la columna

Algunas recomendaciones en los casos de artrosis en la columna, son mantener una rutina de ejercicios y actividades adecuada para la columna, así como también adoptar hábitos saludables que permitan mejorar la salud integral y mejorar así la calidad de vida, como por ejemplo:

Evitar la obesidad manteniendo una masa muscular adecuada, con lo que se logra disminuir la carga que sufren los discos y articulaciones de la espalda.

Artrosis lumbar

Mantener  posturas corporales correctas, enfocados en mantener la espalda recta y la posición natural de las caderas al sentarse lo que se logra usando sillas con respaldos adecuados y  de la misma manera dormir en camas apropiadas que permitan una postura correcta durante el descanso.

Tomar reposos intercalados, es recomendable en los momentos de mucho dolor, intercalar las actividades con un espacio de tiempo para dormir, mientras pasa la fase de dolor.

Evitar excesos de carga, es primordial para no afectar las articulaciones y asimismo utilizar calzado adecuado para las diversas actividades que puedan generar impacto.   También es importante evitar hacer reposo absoluto, para impedir que la musculatura se atrofie.

Andar en bicicleta: Entre los ejercicios recomendados para sobrellevar la artrosis se encuentra la bicicleta como una de las actividades deportivas que contribuyen considerablemente a mejorar la artrosis por mantener en movimiento las articulaciones y evitar la rigidez muscular.  

Pilates Terapéutico y Tai chi: estas ejecuciones  permiten trabajar el equilibrio y la fuerza, sin llegar a forzar la columna.

Caminar y nadar: son excelentes actividades para mejorar esta patología, evitando de esta manera el sedentarismo y manteniendo las articulaciones en constante movimiento. Sin embargo tampoco debemos hacer solamente ejercicio de forma aeróbica, debemos introducir en nuestras rutinas una serie de ejercicios que nos ayuden a fortalecer la zona lumbar.

¿Cómo se trata el síndrome facetario? 

Tratamiento Conservador

Artrosis lumbar

El tratamiento conservador  más recomendado es la fisioterapia, que contribuye al fortalecimiento muscular y a la flexibilidad. Los ejercicios de fisioterapia a su vez ayudan en gran manera a disminuir la fricción entre los tejidos y a disminuir de esta manera el dolor, ya que mediante la técnica se busca el reposicionamiento de las articulaciones.

El dolor producido por la artrosis o artritis de columna puede llegar a ser muy incapacitante, por lo que en ocasiones recurrimos a los AINES. Sin embargo, los antiinflamatorios, aunque pueden ser efectivos a corto plazo, pueden aumentar el riesgo de que el dolor lumbar cronifique, por lo que no se recomienda tomarlos sin indicación médica o durante mucho tiempo.

Tratamiento Invasivo

Cuando el dolor se cronifica puede afectar al estado mental y emocional, impidiendo realizar una vida normal.

Para evitar esto, cuando el síndrome facetario no presenta mejoría con el tratamiento conservador, lo recomendable es continuar con un tratamiento más invasivo pero que garantice una efectividad mayor a la medicación. 

Aunque no es el objetivo de este artículo, citamos las técnicas más recomendadas:

Bloqueo facetario

El bloqueo facetario o infiltración facetaria, busca desinflamar las articulaciones facetarias, mediante la inyección de antiinflamatorios directamente en las articulaciones, logrando resultados exitosos y duraderos al ser complementados con una rehabilitación adecuada.

El bloqueo facetario está indicado en los casos de sospecha, para confirmar el diagnóstico del síndrome facetario, como paso previo a la rizolisis o radiofrecuencia.

Aunque anteriormente se realizaba con abordaje intra articular, hoy en día se prefiere en la mayoría de casos hacer un bloqueo indirecto de la articulación infiltrando los nervios sensitivos de la articulación, los ramos mediales.

Este procedimiento se realiza de forma ambulatoria con sedación sencilla, y presenta muy  bajo riesgo para el paciente.  

Rizólisis lumbar

Artrosis lumbar

La rizólisis o radiofrecuencia del ramo medial es la técnica definitiva para el tratamiento del dolor producido por la artrosis lumbar. Este tratamiento ha resultado muy efectivo en los casos de síndrome facetario, además de ser poco invasivo. Con este procedimiento se eliminan los nervios sensitivos de las articulaciones posteriores de la columna, con lo que se evita la sensación de dolor.

Este procedimiento percutáneo, puede hacerse a nivel cervical, dorsal o lumbar y se lleva a cabo mediante agujas especiales que se aplican en el nervio, dirigiéndose con precisión con la ayuda de los rayos x. 

La cirugía no está indicada en casos de dolor de origen facetario, que con la técnica de rizoliis se logra obtener resultados prolongados en el control del dolor y con las mínimas complicaciones.  

Conclusiones:

La artrosis en la columna es una de las enfermedades degenerativas que más afecta a los pacientes a partir de los 30 años y se manifiesta con dolor, contracturas y rigidez, en lo que se denomina síndrome facetario. El dolor facetario puede aparecer a nivel cervical, dorsal o lumbar, siendo esta última la localización más común.

Para prevenirlo es primordial adoptar hábitos saludables y dejar a un lado todo aquello que perjudique nuestra espalda, manteniendo rutinas adecuadas de ejercicios y actividades que permitan mantener las articulaciones en movimiento y fortalecer la musculatura.

Cuando aparece este tipo de dolor es importante evitar el uso continuado de antiinflamatorios, ya que si bien pueden aliviar el dolor de forma temporal, tienen efectos adversos que perjudican a los riñones, al hígado, etc. Además cada vez hay más evidencias de que el uso de AINES es contraproducente a largo plazo, pues aumenta el riesgo de que el dolor lumbar cronifique.

Afortunadamente hoy en día hay alternativas para aliviar el dolor producido por la artrosis y la artritis. Los nuevos tratamientos percutáneos mínimamente invasivos como la radiofrecuencia han logrado tener los mejores resultados y un efecto prolongado en el tratamiento de estos casos.

Si te interesa conocer más sobre estos tratamientos ponte en contacto conmigo para ofrecerte el mejor tratamiento para tu caso concreto.

¿Te has quedado con dudas y necesitas respuestas sobre tu dolor en concreto?

Soy el Dr. Carlos Morales, especialista en tratamientos del dolor. A través de mis artículos pretendo informar y resolver las dudas más frecuentes sobre las patologías y soluciones especificas que te puedo ofrecer para cada una.

Si has considerado que tu caso es muy complejo, déjame ayudarte a resolverlo. Contacta conmigo y tendremos una primera consulta para dar con un diagnóstico médico concreto y ofrecerte soluciones más convenientes en tu caso.

Finalista Doctoralia Awards 2021 en la especialidad de Anestesiología y Tratamiento del Dolor

Deja una respuesta

© Copyright 2020  – Todos los derechos reservados,  Instituto CAMP Anestesia SLP
Diseñado por Johameli Muñoz
Para más información consulte nuestra Aviso Legal, Políticas de Cookies y la Política de Privacidad

WordPress Themes